Saltar al contenido
▷  Estudio Jurídico Montevideo ® 【24 Horas】

Derechos Posesorios Uruguay 2019

Los derechos posesorios, se refieren a la posesión de una propiedad privada.
Si esto te suena a chino sigue leyendo porque te lo explicaremos en palabras simples.

Compro o vendo derechos posesorios en Uruguay

 

Seguro que has visto miles de anuncios sobre personas o empresa que compran y vender toda clase de derechos posesorios en Uruguay. Y tienes dudas si tienen algún valor legal el vender terrenos y propiedades de las cuales no se tienen los títulos.

La estafa de los Derechos Posesorios que debes evitar

 

Muchas personas que no conocen nada de leyes se arriesgan a comprar estos derechos sobre la posesión de un inmueble o la posesión de un terreno. Y lamentablemente cuando van a averiguar o asesorarse con abogados como nosotros expertos en estos temas el daño ya esta hecho. HAN SIDO ESTAFADOS.

Esto sucede porque las personas al ver una oportunidad de comprar por poco dinero una propiedad, otras inventan papeles de propiedad o títulos que no son ciertos. Y al no tener el conocimiento del valor real de los derechos posesorios o títulos de propiedad caemos.

Antes de comprar derechos posesorios en Uruguay te sugerimos que consultes con un experto en leyes patrimoniales y títulos sobre propiedades.

Cesión de derechos posesorios e inscripción

 

Todos estos tramites no se realizan de persona a persona. Por lo que siempre antes de una compra tienes que conocer tus derechos y las obligaciones. No porque una persona haya pagado la contribución inmobiliaria por 10 años ya tiene derechos posesorios sobre un terreno o finca.

Leyes referidas a los Derechos Posesorios

 

Tienes para entretenerte unos cuantos meses si quieres indagar e informarte sobre las leyes y derechos que puedes obtener gratis.

Aqui te damos el listado de algunos artículos y leyes que se refieren a los derechos posesorios:

En la práctica esto se traduce en que, por ejemplo, el propietario tiene derecho de gravar o enajenar el bien, mientras que el poseedor no está facultado para ello. El derecho posesorio permite:

  • Habitar el bien inmueble (casas, terrenos, locales comerciales, apartamentos, etc)
  • Comenzar con actividades comerciales o industriales (siempre que el inmueble lo permita)
  • Usar el emplazamiento del terreno como una inversión, aprovechando la revalorización del mismo
  • Contar con la protección posesoria que lo brinda haber tramitado los derechos posesorios.

 

Pero el poseedor no podrá:

  • Construir y vender viviendas unifamiliares
  • Construir y vender locales comerciales o industriales
  • Usar el terreno como garantía de un préstamo o como parte del capital
  • Dividir el terreno en lotes y venderlos
  • Desarrollar el régimen de propiedad horizontal (bienes urbanos) ni actividades agropecuarias (bien rural)
  • Arrendar los derechos sobre el inmueble a un tercero

 

Posesión de terrenos abandonados

 

Algunas veces nos han llamado a Estudio Juridico Montevideo preguntando si pueden adueñarse de un terreno que esta abandonado o valdío. Si pagando algún tiempo la contribución, basura e impuestos podemos hacerles los títulos.

Esto no es tan sencillo y si sigues los pasos adecuados puedes llegar a tomar posesión de un terreno de forma legal y pacifica. Y tiempo después puedes se poseedor de títulos de propiedad de ese terreno.

Requisitos para obtener los Derechos Posesorios

Este goce de derecho, es tomado por la persona que asume la propiedad del bien o, por un representante legal plenamente autorizado. A su vez, la posesión da paso a la adquisición por prescripción, es decir, reconocimiento de derechos sobre la propiedad.
Para su cumplimiento, los requisitos son los siguientes: la posesión deber ser continua, no violenta e ininterrumpida por 30 años.
Actualmente, genera polémica la actuación en calidad de propietario que debe asumir, quien posea los derechos posesorios.
En específico, le corresponde adjudicarse pago de impuestos y mantenimiento del bien, lo cual refleja responsabilidad hacia la propiedad.
En dado caso, que requiera justificar legalmente actuaciones de pago, contará con pruebas como facturas y recibos.

Posesión vs. Propiedad ¿Cuál es la diferencia?

Aunque a simple vista posesión y propiedad parecen sinónimos, en la práctica hay marcadas diferencias.
A una parte el dueño, tiene libertar para enajenar o gravar el bien, quien tenga la posesión no tiene tal derecho.
En realidad, contar con derecho posesorio da luz verde, para ocupar el inmueble, así como desarrollar actividades industriales y comerciales.
Pero, limita la intención de dividir el terreno o construir con miras a poner a la venta dicho bien.
Tampoco puede pensar siquiera, en ceder derechos sobre la propiedad, pues incurre en una falta tipificada en la legislación vigente.

Pérdida de derechos posesorios ¿Cómo se da?

Existen dos maneras, por abandono del bien de manera voluntaria y formal del dueño, sin intención de poseerla más adelante.
Mientras se encuentre bajo tutela del poseedor no se considera pérdida, aunque esté ausente o desconozca su paradero.
Siempre y cuando la intención de este, sea mantener el derecho posesorio sobre la propiedad, cumpliendo con los requisitos exigidos.
Otra manera es la pérdida de posesión no voluntaria o por usurpación de otros, en un período que supere un año.

Así mismo, sin que el poseedor anterior haya expresado su consentimiento de forma voluntaria.
Cuando se considera una posesión violenta
Según la ley, trata de la acción a la fuerza, cuando se apoderan del bien y al presentarse el propietario es rechazado. Acción considerada como una falta ante el verdadero dueño de la propiedad o representante enviado por el mismo.

Ahora bien, si quien posee el derecho posesorio confirma sus hechos, pasa a ser un caso de posesión viciosa. Además, especifica elementos presentes en una posesión viciosa: abuso de confianza, hurto o clandestinidad.

Tener papeles en regla y consultar el código civil es el primer paso antes de iniciar al proceso legal.
En tal sentido, se recomienda contratar un abogado de confianza a la hora de ejercer esta oportunidad de adquirir un bien.